(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "La Ilustración Guatemalteca"

REVISTA OtlNtíNJ 



ARo II. 




No. 30 



SUMARIO 

I-AOINA 

Estudio sorke "El Fausto d? Goethe." 

Kanión A. Balazar ^... .-...- -- 71-75 

DON ANTONIO JOS* DB iRtSARKl. A. BstreS 

Jáureguí 76-77 

LiFES* VicissiTUDES. CatIos Aparicio Y :.... 78 

Sobre kl Modernismo. José Luis Vega B 79-81 

Nuestros Grabados 81-6J 

Resumen Quincrnal. A. Macfaa del Real^... 83-«i 
REVISTA Bursátil 

GRABADOS 

Dellezas Costarriqufñns. seflorita Monlralcsrr. 
María Teresa, Luf. llercilia. Coitchita y Luisa de 
León. I>on Antonio Josí de Irísarri. DoD Carlos 
Aparicio Y. Puente de líocanueva del Ferrocarril 
Verapaz. Adiinnn de Puerto Barrios. I'nlacio Na- 
cional de México. Banco tie Costa-Rica. San José. 
Vna vista del Kerrocarril Verapaz. lísUHm de 
Quauhtemoc. filtimo UmptraJor Azteca. Míxico 
Restaurant de la Reforma. Cantina de la Reforran 

15 <le Octiit^ <3o i8<»7* 

- - / \ X — 

4 REAJUE^S EJEMPLAR. 

1- 



LA /LL'SrkAC/ON DEL PACIFICO 



Juan P. Marks 



Exportador de Vinos 



JEREZ DE LA FRONTERA, ESPAÑA. 



London House: W. H. MARKS & CO., 

62 y Ó3 Mark Lañe, E. C. 



MARCAS DE VENTA: 

JEREZ 

Jerez Pálido. Jerez Oloroso. Jerez Fino. Jerez Raya. Jerez Amoroso. 

7wíknzknill.ks 

Manzanilla. Manzanilla Olorosa. Manzanilla Superior. 

k7uvontil.l.7ídos 

Amontillado Fino. Amontillado Superior. Amontillado Superior. 

S E LECTOS 

Palo Cortado. Dos Cortados. Tres Cortados. India (Navegado). 

DU L.CES 

Moscatel Fino. Moscatel Superior. Pedro Ximénkz. Pedro Ximícnhz Si-fiíkior. 

COC NKC 

Una ^ Dos .>c -K Trks • * * 

ESF>ECI7^L.ID7tDES 

San Jorge (Raya gorda). Infanta (Amontillado). El Alguacil (Oloroso fino). 

Elixir Exqcisito (Amontillado). Vino para Enfermos. 

Vino para Consagrar. Victoria Regina (Solera Vieja). 

Pedro Ximíínez (Viejísimo). Non Plus Ultra. 



Los, pedidos se harán á la casa de Jerez. 

Estos vinos se hallan de venta en todo almacén de importancia. 

Angfel J. Espert, 



Agente Uenernl. 




1a Ilustración DEL PACifico 



i^>^ 





AÑO II. 



GUATEMAI.A, 15 DE OCTUBRE DE 1S97. 



No. 30 



REVISTA QUINCENAL 

SÍGUERE, Guiropa & Cía., Editores Propietarios 

Oficinas y Talleres; 4a. Avenida Sur No. 1. 

Suscripción : Un año en la República, pago adelantado.. ..$10. 00 
" " " en el Exterior " " .... 12.00 

Número suelto 50 centavos. 

La Suscripción puede comenzar en cualquier época. 

Todo pago predsameDte adelantado. 



Correspondencia : Para todo lo relativo á la Redacción y Ad- 
ministración económica, dirigirse á los Editores, 
SlGUERE. GUIROLA & C!a. 

Apartado de Correo No. 12. Guatemala, C 

No se devuelven los originales que se nos remitan. 



A. 



(Sstuíios sobre " (£1 fausto be (Boctíjc." 

VII 

La tentación de Fausto. 
A. íiOR más que haya dicho Víctor Hugo que 
I w el gran arte es la región de los iguales, 
r es indudable la influencia que ejercen los 
más antiguos sobre los que han venido después 
á la tierra, y fácil sería seguir la filiación de 
ideas é inspiraciones y el poder que han ejer- 
cido los poetas de la India, por ejemplo, sobre 
los de Grecia, y los de ésta sobre los de la mo- 
derna Europa. 

Próximamente me ocuparé en hacer un estu- 
dio comparativo entre alguna obra de Shake- 
speare y otra de Goethe para hacer buenos mis 
asertos. 

Por hoy sólo quiero hacer ver que, Goethe 
con todo y su inmenso genio, no es enteramente 
original en la obra maestra á cuyo estudio he 
consagrado algunos artículos en este mismo 
periódico, y que suspendí hace algún tiempo 
por causas ajenas á mi voluntad. 

Que sea un plagiario no hay ni qué pensarlo, 
pero es lo cierto que se aprovechó del trabajo de 



otro gran genio, y pudiéramos decir dio vuelta 
á la idea que sirve de base al poema que tomó 
por modelo para presentarlo bajo nuevo aspecto 
ante la conciencia humana. Vamos á verlo. 

El poema á que me refiero es el de Job, cuyo 
argumento es bien conocido por ser una obra 
tan leída y comentada por todos los que aman 
lo sublime en el arte, y lo buscan en la litera- 
tura de los pueblos creadores. 

Trataré de condensar en breves líneas los 
rasgos más salientes del gran poema semítico. 

Allá en el Asia Menor, en tiempos que no 
precisa la historia, vivió- un varón justo, sen- 
cillo, recto y de corazón temeroso de Dios. 
Era rico hasta pasar por el hombre más opu- 
lento de Oriente. Vivía como un patriarca 
entre los suyos, rodeado de varios hijos que 
daban alegría á su hogar. Innumerable era 
el número de sus rebaños de ovejas, camellos, 
bueyes y borricas, que es lo que constituye las 
riquezas en aquellos pueblos del desierto. Su 
mujer -no le causaba penas durante la opulen- 
cia. Empleaban su vida, él y los suyos, en 
festines y holocaustos. 

El alma del buen Job estaba penetrada de 
esa santa virtud que hace ver á los hombres 
como hermanos ; y su corazón era sensible á 
los dolores y á las miserias ajenas, habiendo 
oído muchas veces el susurro de bendiciones 
de los pobres, de los huérfanos y de las anudas 
á quienes había consolado en la hora de sus 
angustias. 

Razón tenía, pues, el hombre justo, para 
esperar su fin tranquilamente. "En mi nidito 
moriré," decía con sonrisa de satisfacción. 

Dios seguía desde los cielos los pasos de su 
siervo, y estaba contento de él. Era su hijo 



LA //.UST/iAC/ON DEL PACIFICO 



predilecto en la tierra, y sabia que snía incon- 
movible en la opulencia como en la fortuna 
adversa. 

Satanás que desde que fué arrojado del cielo 
no tiene otra ocupación que rodiar la tierra, 
como un lobo hambriento, dicen los (.xposito- 
res, en busca de presas para su antro, t spiaba 
al buen Job, y naturalmente lo odiaba. 

Sucedió un día que acercándose ti giuio del 
mal al trono del Señor preguntóle c^tt , ti en 
sus correrías ¿no había reparado tn su sitrvo 
Job, en aquel hombre sencillo y rtcto que 
temía á Dios y se apartaba del mal ? 

Satanás que es el espíritu de la duda, sonrió 
ante el Todo-Podero.so, que ts el más grande 
de los crímenes que haya acometido, y aun 
permitióse exponer una negra doctrina sobre 
la virtud de Job. 

— " Acaso teme á Dios de valde ? le dijo. 

"Cómo no ha de ser bueno, continúa, ro- 
deado como se halla, de riquezas, adulado, 
bendecido en sus obras y amparado por Vos. 

" Mas extiende un poquito tu mano, retírale 
tu protección y ya verás." 

El genio del mal creía que tanta virtud sufri- 
ría naufragio ante los dolores y las dc-gracias ; 
y ¡oh terrible prueba, y oh terrible concesión ! 
el Señor iiermitió que Satanás lent.T.se á su 
siervo y losometie.se á la prudia del infortunio! 

Y allí se desarrolla aquel inmen.so y espan- 
toso cuadro de miserias, en las cuales desplo- 
mándose Job de la altura de su opulencia y de 
su dicha tranquila, cae en un abismo tan 
lóbrego y profundo que otro que no fuera él, 
habría prorrumpido en gritos de desesperación 
y aullidos y blasfemias. 

Los Sábeos acuchillan á su hijo primogénito 
y roban sus ganados : el fuego de Dios cae 
del cielo y hiere á sus ovejas : un imiiL-tuoso 
viento del desierto soplando de improvÍM), 
barre con la casa en que .se alojaban el resto 
de sus hijos y los oprime entre sus escombros. 

Nada le queda al pobre Job de su opulencia. 
Más infeliz que el último de sus pastores, ni aun 
le queda un hijo, una persona amada que le 
consuele en sus cuitas. Pero él no llora, ni .se 
lamenta. Lo que hace es raparse la cal>eza, 
rasgar sus vestiduras, y caer de hinojos á ado- 
rar á Aquel á quien cree autor de sus desven- 
turas. 



j Sublime filo.sofía de la resignación, en la 
que debían inspirarse todos los que sufren en 
la tierra ! 

Pero hay más todavía, y aún más espantoso. 
Confundido Satán pero no vencido, cree él que 
si la pérdida de los bienes materiales no ha 
afectado á Job, no podrá .salir victorioso al 
probarlo en lo más íntimo y lo más vivo. 

Le arruina la salud, conviniendo su cuerpo 
en una sola llaga que lo corroe de los pies á la 
cabeza. 

Se ve separado del contacto de los hombres 
y arrojado á un muladar, extramuros de la 
ciudad. 

Abandonado de su mujer, ésta no se le acerca 
.sino de tarde en tarde, no para darle alientos 
y con.suelos sino para increparle duramente. 

" Aiin vives aún, y te estás allí con tu sim- 
plicidad ? Bendice á Dios y muérete, le acon- 
seja la arpía. 

A lo que él le contesta tranquilamente : 
" como una de las mujeres necias has hablado." 

Y como tuvie.se tres amigos que oyeron de 
sus desgracias se llegaron á él para consolarlo, 
y lo que consiguen tan .sólo con sus palabras es 
aumentar su tormento y su aflicción. Todo, 
todo había concluido para el pobre Job. En- 
tonces ,se oyen salir de sus labios expresiones 
que revelan la angustia de su alma, como estas : 

"Perezca el día en que nací, y la noche en 
que fui concebido." 

"Entenebrézcanse las estrellas con obscu- 
ridad." 

" Tenebroso torbellino po.sea la noche de mi 
nacimiento, y no sea contado entre los días del 
año. ¿ Porqué no he muerto en la matriz, ó 
luego que salí del vientre no jjerecí ? 

" Durmiendo, en .silencio repo.saria >in sufrir 
estas angustias. 

' ' ¿ Porqué fué concedida la luz y la vida á 
aquellos que están en amargura de ánimo? 
¿á aquellos que aguardan la muerte y no llega, 
y que caban su fosa con tanta ansia de hallar 
en ella su rejxj.so, como el avaro busca en las 
entrañas de la tierra su tesoro? 

i Ay ! dice, mis lamentos son como el rujido 
de las aguas al desplomarse de los montes é 
inundan las campiñas y destruyen los diques." 

Y así .se lamenta, y así filosofa, y asi el poeta 
original autor de aquel admirable poema del 




Bellezas Costarriqueñas — Señorita Montealeore. 
(Fotografía de Paynter Bros., San José, Costa Rica.) 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



73 



dolor y de la resignación, en imágenes orien- 
tales, filosóficas las más veces, extrañas, paté- 
ticas, nos hace contemplar el martirio más 
espantoso porque haya pasado un hijo de Dios 
sobre la tierra. 

Pero Job triunfa, Satanás es derrotado, y 
después de la ruda prueba á que ha sido some- 
tido, el Señor lo bendice, lo llena de riquezas, 
inunda de nuevo su corazón de alegría, le de- 
vuelve sus rebaños, le da nueva y buena es- 
posa, y alegra su hogar con igual número de 
hijos que los que había perdido y " murió viejo 
y lleno de días." 

Tal es ese asombroso monumento que el 
mundo debe á la musa desconocida de uno de 
los hijos de Israel. 

He necesitado hacer este resumen para que 
se note palpablemente la influencia del poeta 
judío sobre el germano. 

La civilización, la raza, las ideas y creencias, 
los tiempos, ponían abismo muy profundo entre 
ambos. Pero Goethe se aprovechó de lo que 
pudiéramos llamar la idt'a madre, y labró su 
poema inmortal sacando sus materiales de las 
mismas canteras de donde las estrajo el poeta 
hebreo. 

Solo que cambió en un todo la figura prin- 
cipal, y dio nueva forma y vida al Job mo- 
derno que conocemos con el nombre de Fausto. 

La e.scena pasa en los cielos. Se encuentra 
de nuevo Mefistófeles, el heredero de Satán, 
ante el Señor. 

Este le pregunta : Conoces á Fausto, mi 
siervo, ese pobre ser débil que entre las lobre- 
gueces que lo rodean .sabe hallar el camino recto. 

Y Mefistófeles, que odiaba á Fausto en su 
desgracia, como Satán lo hacía con Job en la 
opulencia, vuelve á repetir su mueca repug- 
nante y acusa al protejido de Dios : "de que 
es un loco que en su insensata ambición, pide 
al cielo para sí el astro que más resplandece, 
y al mundo la más intensa de sus sensaciones, 
asegurando que juntando todos los bienes del 
cielo y de la tierra, no .serían bastantes para 
llenar á aquel corazón estéril ; y entonces el 
atrevido propone una apuesta á su Señor, que 
es el nuestro y el del Universo : que le permita 
tentar á Fausto para llevarlo por las sendas 
del mal y que así se convenza el protector, de 
la fragilidad de su hijo predilecto." El que 



estudie á Fausto íntimamente verá que en 
aquella figura extraña é interesante hay dos 
hombres distintos : el hombre de la inteligen- 
cia y el hombre del corazón. Ya hemos visto 
lo que la ciencia y el arte fuera para el sabio. 
Lo hemos estudiado en su gabinete, hemos 
escuchado sus monólogos, recogido sus que- 
rellas, asistido á sus desesperaciones, y presen- 
ciado una hora suprema en que con la copa del 
veneno en las manos estuvo para ' ' dar el salto 
pavoroso y desplomarse en la obscura noche 
de la muerte." 

Y si ese hombre escéptico y adolorido nos 
causa compasión y espanto, creyéndolo por sus 
palabras el más desgraciado de los mortales, 
hay en él otro ser, otro demonio aún más voraz 
que el primero y que le hinca mordizcos más 
espantosos en el corazón. 

Y aquí está la diferencia entre ambos poe- 
mas. Obras de dos genios igualmente pode- 
rosos, se completan uno y otro y retratan al 
vivo los dolores de dos razas tan distintas por 
sus creencias, sus inclinaciones, tiempos y 
civilización. 

Reuniéndoles en conjunto, podría hacerse 
de ellos el poema más monumental que ha con- 
cebido la inteligencia humana, que pudiera 
bautizarse con este título : 

" El Hombre." 

Job había llegado al pináculo de la riqueza 
y de la dicha. Sumirlo en la miseria que 
hemos visto y oír si dudaba de Dios : en eso 
consistía la prueba. 

Fausto se hallaba sepultado entre el dolor, 
sintiendo al rededor las tinieblas de la duda. 
Sacarlo á la luz ; proporcionarle ciencia, juven- 
tud, amor, riquezas ; hacerle gozar en breves 
minutos más que en todo un año de vida ; 
presentar á su vista como realidades, las imá- 
genes risueñas, que embriagaban su espíritu 
en sus sueños, todo esto y mucho más promete 
Mefistófeles, bajo las bases y condiciones si- 
guientes : 

Darle cuanto apetezca, .servirle <;<//// sin 
pereza y sin descanso, con tal que Fausto haga 
lo mismo por él cuando se encuentren allá 
abajo. Ese es el pacto. 

Mas para llevarlo á cabo, cuántas pláticas 
no han mediado entre ambos ! Oír las insi- 
nuaciones del enemigo malo y las respuestas 



74 



LA ILUSTRAC/ON DEL PACIFICO 



de Fausto, es oír el eco de nuestras propias 
pasiones en la lucha diaria que libran en nues- 
tra alma con la conciencia. 

La pena en que había caído Fausto no podía 
ser mayor ni más cruel. Había llegado á la 
hora de las maldiciones y de las quejas á gri- 
tos, esas horas de angustias en que el alma 
hecha fuego, y convertida en lavas torren- 
ciales se desborda de todo nuestro ser, dándo- 
nos la apariencia de delirantes ; así exclamaba : 

i Malhayan las fantasías 

Que á nuestros sueños dan pábulo ! 
i Malhayan las apariencias 

Que al sentido tienden lazos! 
¡ Malhayan gloria y renombre ! 

Malhayan pompas y aplausos, 

y cuanto al mundo nos liga, 

hogar, familia ó arado, 

Malhaya Manmrtn y el oro 

con que pretende pagarnos, 

y los cogines que brinda 

á nuestro muelle regalo 

y la vid y sus racimos 

y el amor y sus halagos ! 

Malhayan fé y esperanza, 

y sobre todo ese engaño, 

malhaya la pacientísinia 

resignación de nuestro ánimo ! 

¿Se ha escrito alguna vez en tan breves 
líneas mayor grito de desesperación, ni se han 
condensad© en grito adolorido el desprecio y 
el tedio por todo lo que halaga nuestra vida y 
constituye la trama de lo que el hombre tiene 
por felicidad ? 

Si maldecimos de la gloria y del renombre, 
de nuestras fantasías y nuestros sueños, de los 
aplausos y las pompas, del hogar, de la familia, 
del trabajo y del oro, de la vid y los halagos 
del amor, y sobre todo de la esperanza y de la 
fé, ¿ qué nos quedará ? ¿ qué nos (|uedará, 
pobres guzanos que somos, seres malditos que 
llevamos adentro un alma hambrienta y an- 
siosa, superior en sus deseos y aspiraciones á 
lo que esta tierra miserable puede proi^rcio- 
nar, aiin quintiescenciandosus placeres? ¡ Av ! 
entonces, entonces no se enlrevee otro seguro 
más tranquilo que la muerte descamada y fría ! 

En ese estado encontró Mefistófeles á Fausto, 
á quien se atreve á projionerle el trato que nos 
es conocido, ó sea hacer cuanto piitda (jor 
hacerlo pasar un buen rato, ser .su compaflero, 
su ser\-idor, su alcahuete v su lacavo. 



Pero Fausto, dcsilu-sionado por el dolor, no 
cree que sea posible su redención, pues dice 
con aliento desmayado: " ni soy tan mozo que 
pueda correr tras goces livianos, ni tan viejo 
que esté exhausto mi pecho. Abstente, abs- 
tente, sé cauto, es el estribillo que me repite la 
ciencia á todas horas. Apenas rompe el día y 
el llanto viene á mis ojos, al ver que ninguna 
ventura aguardo. Las hermosas imágenes que 
se engendraron en mis sueños, la realidad y el 
análisis las convierte en mamarrachos. Llega 
la noche y al caer rendido en el lecho, en vez 
de paz y de reposo, pesadillas no más hallo. 
Mi corazón es un volcán que encierra en sí 
tempestades y estragos, y el mundo exterior 
no es para mí sino un campo cubierto de nie- 
ves, un páramo .sembrado de los cadáveres de 
mis ilusiones y mis esperanzas." Y como 
Mefistófeles insistiera, se levanta un tantico el 
espíritu del mártir y le pregunta. 

I Qué podrás, qué podrás darme ? 
¿Qué entiendes tú, pobre diablo, 

qué entiendes de la insaciable 

sed del espíritu humano ? 
I Qué podrás darme ? Manjares 

que pronto cansan al labio ; 

oro, que cual vivo azogue 

escapa de nuestras manos ; 

lucha en que jamás vencemos, 

juego en que nunca ganamos ; 

hermosuras que al vecino 

sonríen en nuestros brazos ; 

gloria, placer de los dioses 

que pasa como un relámpago ! 



Y aquel hombre en su delirio, en su inmensa 
sed de dichas soñadas y de deseos hasta en- 
tonces no cumplidos, estalló en fin, cual 
torrente largo tiempo detenido, y hace así la 
confesión de sus deseos : 

' ■ Lo que yo quiero es el vértigo, el goce 
amargo é inquieto, el despecho abrasador, el 
amor que odiando crece." 

" Quiero cerrar el alma al sal)er, para abrirla 
á otras emociones; quiero sufrir y gozar cuanto 
el hombre sufre y goza, sentir que hierven en 
mis entrañas lo bueno y lo malo y concentrar 
en mí la esencia de la vida ! 

" i Poco rae importa que á la postre choque, 
reviente ó estalle ! " 

Y prorrumpe en esta espjcie de blasfemia : 

" Me es indiferente que cuando esté allá 





é * 




LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



75 



abajo este mundo en que vivimos estalle en 
pedazos ; de otra vida no hago caso. 

" Me es igual si hay otra vida, en donde 
imperen el odio ó el amor. 

" Las palabras son vanas, y poco se me da 
que e.sa morada postuma sea el Empíreo ó el 
Tártaro." 

Es de oír entonces al diablo filosofando .sobre 
ese estado en que .se encuentra Fausto. Le 
habla de la inconveniencia de avivar sus dolo- 
res y de la crueldad que comete con seguir él 
mismo alimentándose con su alma como negro 
buitre cebado. Ven, le dice, serás superior á 
los demás hombres. Mcla no pongo ni valla 
á tus deseos ; fugaz revoloteando puedes des- 
florarlo todo, si asi te place. Conmigo ven, 
no temas. 

Sintiéndose Fausto acorazado y fuerte en 
aquel mar proceloso de sus desilusiones, dice 
al tentador : 

Si en el lecho deleitoso 
logro un punto de de.scanso 
tuyo soy. Si satisfecho 
de mí mismo un día me hallo 
y complacido me rindo 
á tus deleites y engaños 
sea aquel mi último instante. 



Si algún día embelezado 
al momento fugitivo 
digo : " ten el vuelo raudo," 
échame al cuello la soga, 
abre el abismo á mi paso, 
doble á muerto la campana, 
párese el vital horario, 
todo para mí concluya 
y comience tu reinado. 

Tal fué el pacto aceptado por ambas partes 
y firmado con sangre de Fausto, ese jugo pre- 
cioso V extraño de que gustaba tanto Mefis- 
tófeles. 

A decir verdad, yo creo que el tal, con todo 
y ser diablo tan astuto salió desde luego derro- 
tado en su trato. Eso .se ve desde un principio. 
Si no hay frenos que contengan al espíritu 
humano, que en su atrevido vuelo se ha lan- 
zado hasta el espacio, y en su orgullo insensato 
ha querido explicar la esencia y atributos del 
Gran Ser desconocido. Creador del Universo, 
¿ quién se atreverá á poner vallados á las 
pasiones ? 

¿ Es que alguna vez este eterno in.saciable que 



llevamos en el pecho, se ha dado por contento 
y declarádose satisfecho ? ¿ No está acaso en 
nuestra misma organización la necesidad im- 
periosa de ir tras lo imposible, tras la quimera, 
tras lo ideal, impalpable y vaporoso? 

La primera parte del "Fausto," á cuyo estu- 
dio he dedicado estos artículos, no es sino un 
ligero episodio de la inmensa obra á que Goethe 
dedicó toda su vida, y cuyas últimas estrofas 
componía pocos años antes de su muerte. 

La segunda es una obra simbólica y enma- 
rañada, para descifrar la cual se necesita del 
andador de los intérpretes. 

Yo no estoy de acuerdo con el señor Valera 
en lo que ha diclio sobre ello, y el modo con 
que lo ha querido explicar. 

Uice graciosamente este célebre crítico, que 
un autor español, viéndose en trance de muerte 
llamó al pie d; su lecho á un deudo suyo para 
confesarse del inmenso pecado de no haber 
gustado nunca de la " Divina Comedia." 

El señor Valera no ha aguardado trance tan 
extremo, pues en la plenitud de su vida y su 
talento casi ha dicho otro tanto del " Fausto." 

Y ahora es la ocasión de preguntar ¿ no será 
acaso por que el notable escritor no ha com- 
prendido bien la obra inmortal de Goethe, por 
lo que no gusta de ella ? 

En la última parte de estos estudios trataré 
de poner de manifiesto la falsa vía, seguida 
por el señor Valera en el trabajo que él también 
ha dedicado á la obra más colosal del siglo, 
objeto de éste y de mis anteriores artículos. 
Ramón A. Sai.azar. 



En Améri:a existen cinco clases de árboles 
que tienen un jugo análogo á la leche de vaca, 
de sabor tan agradable como ésta y muy nutri- 
tivo. 

Uno de estos árboles es el Bros.sinnm Galac- 
todeudron, originario de Venezuela, y para 
obtener la leche basta practicar una ligera in- 
cisión en su corteza. 

En la composición de esta leche vegetal en- 
tran el azúcar, la albúmina y los fosfatos en 
cantidades tres veces mayores que en la de 
vacas. 

En los países donde tienen este árbol no be- 
ben más leclie que la suya. 



76 



LA //JVVÁ'AC/OA' DEL PACIJ-/CO 



T>o\\ Cíntonio 3o¿c \' 3ri¿arri. 

SI como las colinas se ven teñidas de 
arrebol si de lejos se conteniitlan, la 
memoria de los hombres se mira tam- 
bién velada con gasa color de rosa, cuando 
hace años que desaparecieron de la vida ; y es 
que tiene el imponente misterio de la muerte 
tan sublime solemnidad y tan aterradora gran- 
deza, que parece que el ángel del exterminio 
se detuviera al borde de la tumba, imponiendo 
silencio y recla- 
mando perdón para 
aquel á quien no 
alienta el postrer 
aliento de la madre 
tierra. Duerme el 
que descansa eter- 
namente en paz, 
provoca piedad, 
conmiseración y re- 
ligioso respeto; de 
tal modo, que harto 
natural es recordar- 
le con elogio y tri- 
butarle apreciacio- 
nes encomiásticas, 
que á las veces de- 
generan en hipér- 
boles exageradas. 
No temo, sin em- 
bargo, que tales 
sean las (jue broten 
hoy de mi pluma, 
al empeñarme en 
trazar ligeros rasgos 
biográficos de uno 

de los guatemaltecos más distinguidos; del es- 
critor más reputado y más fecundo de cuantos 
honran nue.stra historia literaria ; de una figura 
eminente en la América Española ; del egregio 
Don Antonio José de Irisarri ; hombre de tan 
S(jberbia talla que si posible fuese que se 
alzara del féretro en que yace, pudiera bien 



en dias turlmlentos, y por su honorabilidad y 
virtudes cívicas en tiempo de paz y de bonanza. 
De esa ilustre a.scendencia, y rodeado de afec- 
tos y riqueza, vino al mundo en esta ciudad de 
(Uiatemala. Antonio José Ramón, al clarear el 
día 7 de febrero del año de 1786. Si por línea 
paterna, Don Juan Bautista de Irisarri, traía 
el niño pingües riquezas, en materia de pren- 
das personales, no era menos alhagador el 
conjunto de las que heredara de su digna pro- 
genitt)ra Doña María déla Paz Alonzo y Barra- 
gán, de alto abolen- 
go en Castilla la 
\'ieja. 

Antes de con- 
cluir sus estudios, 
tuvo que ir á Mé- 
xico y al Peni á 
¡procurar el arreglo 
de negocios acerca 
de la mortuoria de 
su padre. En la 
capital de Nueva 
España vióse el jo- 
\en de diez y ocho 
años, envuelto en 
amorosas aventu- 
ras, y en lances de 
honor en la ciudad 
de los Reyes. 

Contrajo matri- 
monio en Santiago 
de Chile con una 
señorita prima 
suya. Doña Merce- 
des Trucios, cuyos 
bienes en gran par- 
te acabaron en emjire.sas políticas y en el sun- 
tuoso boato de que tanto gustaba el gallardo 
mancebo. 

Corría el año de 1814, cuando merced á la 
revolución de Independencia, aparece Don 
Antonio José de Irisarri, á los veintiocho años 
de edad, como Dictador en a<iuella nación, en 
con su genial alteza, y con la profunda con- virtud de .ser el hombre de más aliento para 
vicción de su propio valer, motejar -mi atreví- dar empuje á las nuevas instituciones. Mere- 
miento y osadía á fin de que excogiera otra ció bien del pueblo y de los proceres de las 
persona para este pobre trabajo literario. jornadas memorables que produjeron la eman- 

La familia de los Irizarri era una de las prin- cipación i>olitica de Ivspaña, tan abundantes 
cipales de Navarra, por sus famosas hazañas en episodios que realzan el mérito de nuestro 




J<ISK IIK iKtSAKKI- 



LA ILUSTRACIÓN DE PACIFICO 



77 



cumpauiota ; pero que ahora no es dable con- 
memorar. Tampoco suministran espacio estas 
coUininas para que quede en ellas apuntado 
todo lo que hizo en beneficio de la república 
chilena, como Ministro de ese país en Londres, 
á donde fué con el propósito de negociar fon- 
dos y conseguir que Inglaterra y Francia 
reconocieran la independencia de esa nueva 
nacionalidad. Más oportuno como hacen- 
dista que como político, obtnvo para Chile un 
millón de libras esterlinas. 

En la plenitud dí 
la existencia, con su 
habitual energía y 
característico valor, 
no era de espsrarse 
que permaneciera 
indiferente á los su- 
ce.sos políticos que 
por entonces traían 
á mal traer á la na- 
ciente república de 
Centro - América. 
Allá por el año de 
1827 e.staba en gue- 
rra el Estado del 
Salvador con el go- 
bierno federal, pre- 
cidido por Don Ma- 
nuel J. Arce, quien 
encontró en Don 
Antonio J. de Iri- 
sarri un decidido 
campeón, así en el 
estadio de la prensa 
como en el terreno i,,,,, c.iku, 

del combate. El 

Guatemalteco era el título de un periódico 
que entonces redactaba, con su genial cons- 
tancia é inquebrantable fuerza de voluntad. 
Cuando el coronel Guillermo Perks dirigióse 
con tropas, en febrero de 182S á la frontera 
del Salvador, se atrajo la malquerencia de sus 
subalternos, y muy especialmente, la de Don 
Antonio José, que logró al fin la destitución 
de aquel arbitrario jefe, contra quien existe 
un folleto intitulado: "Cuatro palabras del 
cocinero del coronel Irisarri al inglés William 
Perks," en respuesta al arrogante manifiesto 
que éste había anteriormente e.scrito. 




Cuando después de fugarse de la prisión, 
Don Antonio José llegó á Bogotá y comenzó 
á escribir " El Cristiano Errante," novela en 
la que quiso imitar "El Quijote," debe de 
haber tenido bien presentes aquellas peripecias, 
como .se colige de las bellísimas consideraciones 
que pone en boca de Romsaldo Villapedroza, 
.sobre lo que vale la libertad humana, y que 
recuerdan las que sobre el mismo tema hacían 
Cardenio y Sejismundo, en las obras maestras 
de Cervantes y Calderón. 

El año de 1867, 
se publicó en Nue- 
va York una colec- 
ción de composi- 
ciones rimadas, que 
en su mayor parte 
habían aparecido 
antes en la América 
del Sur. Poeta re- 
flexivo más que de 
espontáneos arran- 
ques, era Irisarri 
superior en la pro- 
sa que en el verso. 
En pos de la lec- 
ción moral, de la 
en.señanza política, 
de la sátira punza- 
dora y de la burla 
picante, urdía pa- 
cientemente la tra- 
ma, para bordarla 
después de imáge- 
nes realzadas por 
u AKiLiii V. la .sencillez y ter- 

sura de lenguaje. 
No vibraban en su laúd las delicadas cuerdas 
del harpa de Milanés que hicieran eco á los 
dolores; ni su imaginaciiin producía lampos 
de sublimidad y cascadas de armonías á lo 
Heredia ; ni pudo haber en los versos de 
nuestro literato arranque de entusiasmo ni de 
odio, á lo José Joaquín de Olmedo. La lira de 
Irisarri e.staba forjada en bronce antiguo y 
acero de toledano. Más incisivo que inspi- 
rado ; más filósofo que sentidor ; mas clásico 
que ardiente, es, en .sus versos insigne filólogo 
que alcanzó envidiable y extensa fama. 

Antonio H.\tki;s J.U'rkgui. 



78 



/.A //.L'STKAC/ON DE]. PACIFICO 



^SifOf' ^>ici¿¿itU^OÍ. 



Wlicn man is yoiiiig 

An<l love is young, 
Aiui hopes are lx)rii of liglit, 

Wilh liearts elatc. 
\Ve trace our fatc — 

Blest visión — froin our sight. 

Wlicn youtli is lost. 
And love is crost. 
Antl joys have Ileil away. 



Ciirst tlien tlic Ihonght 

For which \ve songlil 
With sucli entliused disire : 

For love is dead 
His fíame is fled. 

And asiles all his fíre. 

Then we are layed 

Beneatll tile sliade 
Of tliat eternal loinli ; 

Tllere to lie 
Fore'er and aye. 

In silenoe aml in glooni. 

Carlos Aparicio V. 




PfKNTI-: HE BOCANIKVA DEI. FERROCARRIL VKRAPAZ. 



Then life grows dark, 
Wilhdut a spark 

Of that celestial day. 
Hut tllere are times 

Wlieii, like the chimes 
Of sweel remenibercd l>ells, 

Rise tlioughts of her 
Our liearts aver, 

And love our Imssoiiis swells. 
Wlien man is oíd. 

And love is oíd, 
And hopcs are breil of night. 

With hearts all dcad 
And moni ful tread, 

We journey from the light. 



un bolos. 

Quién fuera ht alnuihada donde apova 

Su cahecita rubia, 
Kn las noches de invierno, cuando baja 

A torrentes la lluvia ; 
yuién fuera el libro de dorados cortes 

V láminas vistosas, 
lín <lonile fija á veces pensativa 

Sus pupilas hermosas. 
Quiín pudiera llegar hasta su estancia, 

Y en mudo arrobamiento 
-AHÍ mirarla, y estrechar su mano 

Sólo por un momentu ! 

I.SMAKL lÍNRIQl'K .ARCINIKC.AS. 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



79 



Sobre cl üíobcrnismo.* 

(PARA LOS PSEUDO CLÁSICOS), 

>A era romántica habíase adueñado de 
"el ideal verosímil," como llama un 

^ ilustre escritor francés al de los soñado- 
res eróticos, esos que proclamaron el reinado 
de la fantasía pero proscribieron de la imagi- 
nación la cifra simbólica, trayendo el rigor de 
la lógica al campo vastísimo del arte literario, 
líl rico clasicismo habíase destruido por su 



1 



nuestra época, se le enriquecía con los idiomas 
modernos y se le ponía al servicio de la civili- 
zación de hoy. 

Hacer literatura en ese género era copiar, 
imitar y retroceder, y la monotonía aparente 
de la escuela única que en propiedad tiene 
razón de ser, exigía á la gente nueva ir en 
busca de otra luz, de un objetivo esencialmente 
abstracto, de otro derrotero nuevo y extraño 
por consiguiente. Los pueblos septentrionales 
abastecieron bien pronto los mercados literarios 




ADUAN.\ DE PUKRTO BARRIOS. 



base, y la nueva forma con su nuevo códice 
estético preparaba la entrada triunfal del ¡ca. 
/isnio, que tendría que divorciarse en breve de 
la escuela transicional que le precedía. Ya el 
éxito se aseguraba, y los nuevos maestros, los 
campeones que habían señalado el más noble 
y legítimo empleo del arte en el decir, eran 
coronados para la posteridad con el lauro de la 
victoria. 

Pero todo esto, no era nuevo ! 

El naturalismo ya había existido siglos antes 
en la literatura griega y sólo se le adecuaba á 

* De mi libro " P^studios y Notas." 



de nuestros exoti.-)tas : el país de la estepa >• los 
témpanos era digno de reproducirse en mirajes, 
por otro lado, llenos de una gravedad fría pero 
solemne como la de las cordilleras ecuatoriales 
donde cae de continuo la catarata del sol! 

Surgieron los nuevos parnasianos : esos que 
se llaman iiiai;iiiftcos y deliaiecentes, neomlsli- 
cos V blasfematorios, demoniacos y nco-simMis- 
ias. El realismo se proscribe ; el clasicismo se 
condena; el romanticismo se abomina y se 
levantan diez banderas formadas de los girones 
de la del más imposible de los géneros : el 
primitivo simbolismo ! 



8o 



LA /LUSIKACIOA' DEL PACIFICO 



Las corrientes filosóficas cié las ideas moder- 
was. ejercen sn poderosa iiiflnencia : los credos 
de todas las religiones tienen sn legión de dis- 
tintos prosélitos ; el Hndliismo tiene sns pane- 
giristas en todas las lenguas civilizadas ; Zo- 
roastro, perseguidores de su fuente ; los profe- 
tas hebreos nuevos comentadores líricos, y los 
Apocalipsis sugieren concepciones arrevesadas 
p?ro admirablemente grandiosas. 

El siraboli.smo de las primitivas inspiraciones 
renace : causa deleite su obscuridad elevada, 



moral se sienta en un momento de abstracción 
profunda, errante por los espacios .siderales en 
compañía de los ángeles buenos ó en conferen- 
cia íntima con el tentador Lucifer ya próximos 
á llegar á Saturno . V todo ésto, no es muy 
admirable ! . . . . 

Los simbolistas eróticos, los apegados al nlci- 
hastio ideal de ¡ 'ciius, los cantores de las mor- 
i'ideecs adoriintioilts v fiicrvaiiles, suelen sentir 
un culto tan pagano por ese idiologismo, que 
sufren éxtasis en que la vértebra les hace 




PAUACU) .NACION'AI,, .MKXICC). 



su idealismo abstracto é inverosímil ; la pará- 
bola se imita ; el vcmiculo prodi'icese en prosa 
rllmica, y las grandiosidades del paganismo 
griego, la confusión del panteísmo oriental y 
la austeridad del pesimismo moderno enloque- 
cen y trastornan los cerebros de nuestros jóve- 
nes poetas. 

Hay quién de entre los decadentes sienta ínti- 
mamente el transporte deleitoso de con.siderarse 
por un rato transformado en un /¡/««('caprípede, 
en un sátiro ó en centauro monstruoso de los 
bosques vírgenes donde se sucedieron las leyen- 
das mitológicas. . ! y quién, en metamorfosis 



experimentar sensaciones desconocidas de los 
profanos, que liarían creer en poderes invisi- 
bles, en quiméricas hechicerías ó á saber cuán- 
tas más supersticiosas causas ! 

Ampliándose el criterio sobre este estado 
patológico de los nuevos escritores de la época 
y sin desmoralizarse un punto, afortunada- 
mente cáese bien pronto en el escaso nt'imero 
mero de los que forman la particularidad de la 
rebelión general, y como existe un movimiento 
evolutivo en las letras, que obliga á reconocer 
la beligerancia de los maestros más cuerdos de 
entre ellos, cal)e distinguir entonces de entre 



LA ÍLUSTRACIO.y DEL PACIFICO 



Si 



los revohicioiiiirios, los de buena de los de 
mala cepa ; que asi se repara en que la era 
transicional debe arrojar entre el escaso nú- 
mero de netamente sostenedores de las sanas 
teorías, poetas y escritores que respondan por 
la literatura d;l último tercio del presente siglo, 
líl desconcierto es notable sinembargo para 
el que siga con fijeza los giros que lleva la lite- 
ratura de estos últimos años ; pero también la 
entera unidad de procedimiento en las campa- 
ñas del arte, es inconduscente y jamás viable, 



nuestros (Sraba^os. 



Señorita Montealegre. 
En la alta sociedad de San José, Costa Rica 
hay damas distinguidas, bellas y elegantes. 
Hoy pre.sentamos á la señorita Montealegre 
en prueba de lo afirmado. 

Grupo Infantil. 
Los hijos del Licdo. IJon Emilio de Lei'm, 
forman una página más en el álbum intantil. 




1)1-. COSTA RICA — SAN' JOSK. 



puesto que aquél reviste tantos caracteres y 
formas que, desde el punto de vista estético 
como en su pura esencia, es libre. Sólo cabe 
asegurarse que si en la antigüedad para .sonar 
la trompa épica y producir algo como la Ilíada 
era necesario engullirse media ternera, sin 
lograr su satisfacción el artista, hoy, para pro- 
ducir un poema agradable y de corriente acep- 
tación, no se necesita sino de los estimulantes 
espirituosos y de la reconcentración ideológica, 
sintiéndose después el poeta más ufano y glo- 
rioso que Júpiter Tonante se sentiría en el 
Olimpo cuando hizo surgir á la Diosa de la 
Sabiduría ! . , 

José Luks Vega B. 



Si nos pusieran como jurado para decir <iuién 
de ellos es más bello, nos pondrían en gran 
dificultad : María Teresa, Luz, Hercilia, Con- 
chita y Luisa, no se diferencian en gracia sino 
únicamente en la edad. 

Ferrocaruii. he Vkkapaz. 

Presentamos dos vistas, una de ellas es del 
magnífico puente denominado Boeaiuieva. 

Palacio Nacional, México. 

Este Palacio, auiKiue de fachada sencilla, es 
de un interior hermoso, y su jiatio central 
llama la atención jior la aiio.sa columnata que 
sostiene sus exten.sos corredores. Su fachada 



82 



/.A /LL'STKACJOA' DEI. ¡'ACHICO 



mide 675 pies, y ocupa KhIo el lado liste de la 
i;raii Plaza de Armas. 

El terreno en que fué edificado, tormc) parte 
del lote concedido por el C.obierno español al 
conquistador Hernán Cortés. 

Exceptuando las de Fomento, en este edi- 
ficio se encuentran las oficinas de lodos los 
Ministerios, los Observatorios Meteorológico y 
A.stronómico y los Archivos y Te.sorerias. 

El Presidente de la Repiiblica allí recibe, 
pero no vive en el edificio. 



EsT.\Tr.\ i)K yiAriiTKíioc, t'i.Tnio 

lÍMPKKADOK .AZTHC*. 

Desde 1.SS6 hasta la fecha, el Ayuntamiento 
de la ciudad de México ha puesto particular 
empeño en hermosear calles, plazas y paseos, 
al extremo de ser hoy México, en el centro de 
la población, una de las ciudades de América 
de mejores aceras y mejor piso, sin contar con 
los muchos y suntuosos edificios <|ue se han 
levantado de poco tiempo á esta parte y los 
que en la actualidad se están levantando. 








1 -.NA VISTA I)l-I. FKRHOCAKKII. VIÍRAPAZ. 



C.^KI.dS Al'.\KICIO V. 

Hoy reproducimos el retrato del joven poeta 
norte-americano, Carlos Aparicio V. (pie hace 
pocos días llegó de terminar brillantemente sus 
estudios científicos en los principales liceos de 
los Estados Unidos. 

Ain'ANA DI-; PlKKTo Hakkios. 
líl comercio utili/.a por la mayor ra])idtz la 
via del norte i)ara muchas de sus importacio- 
nes, por eso ha sido preciso la construcci<>n de 
tnia aduana ad liof. 

Banco de Costa - Rica. 
Helio edificio y más bello el crédito de que 
goza el establecimiento. 



A derecha é izquierda del hermoso paseo de 
la Reforma, se ven las estatuas de todos los 
hombres más prominentes que ha tenido la 
República en armas, ciencias y letras ; y en 
una de las glorietas centrales, levantado .sobre 
artístico pedestal de mármoles de colores, llama 
la atenciiMi \wix su escultura y por ser la más 
característica, la de Quaulitemoc, el último 
Emperador azteca. 

Rkstaikakt di; i.a Rkiorma. 

.\1 final del pa.seo de carruajes de (iualemala 
hay un bello sitio de de.scanso, y éste es el 
Restaurant del señor I'arinello, én donde .se 
encuentra un .servicio e.smerado. 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



83 



2\Cfumcn Quincenal. 

Han comenzaílü los exámenes en diversos centros 
«le enseñanza. Los escolares buenos están de enhora- 
buena ; sf presenta el momento de lucir sus esfuerzos. 
& 

La Compañía Anónima Nacional de Construcciones 
ha nombrado Director de la misma al señor L'on 
Antonio de .Arcos. 

Dadas las condiciones especialísimas del elegido, se 
pueden augurar felices resultados para la empresa, 



Buena falta hacen oportunas disposiciones acerca 
de este particular. 

«» 

Notables son los cultos que se celebran en la Iglesia 
de Santo Domingo. 

El primer donnngo del mes hubo una gran fiesta 
con asistencia del señor .Arzobispo. 

.Al celo y popularidad del P. Riveiro se debe que en 
Guatemala se aumente de día en día la devoción del 
Rosario. 

$ 

-\1 puerto de Ocós ha llegado el bucjue de guerra 
americano " .Alert." 




21 .\r¡rri-;Moc, ri.riMn i:mi'Kk.\d()r .\zti-:ca, mi-;xic< 



El Ministro de Fomento ha comisionado á los seño- 
res Don Francisco Cordón y Don Guillermo Rodríguez 
para establecer puestos de carne, en donde se venda á 
real la libra de este artículo, con destino á la clase 
pobre. 

En la casa de préstamos situada en la 5=' .Avenida 
Sur, cerca de la Plaza de la Concordia, se ha efectuado 
un robo. Dice " La Repiáblica " que están «Je pésame 
los dueños de las prendas que tenían allí sus objetos ; 
pero más lo estarán, añadimos no.sotros, los dueños 
del establecimiento. 

@ 

Los abusos constantes de la Empresa del Tranvía ha 
dado lugar á que el señor Ministro de Fomento ilirija 
una comunicación á la misma, con el fin de evitarlos. 



F:n el Colegio de Iidanles se celebró una velada 
lírico-literaria en conmemoración de la fecha del des- 
cubrimiento de .América. 

« 
El señor Don José Irungaray y Muñoz ha fallecido. 
En la Iglesia de la Merccil se celebraron sus honras 
fúnebres. 

« 

Se ha emitido una nueva tarifa <|Ue fija los derechos 
que cobrarán los cónsules de Guateinahí en el extran- 
jero por los distintos documentos (]ue autoricen. 



Para celebrar la .Alianza Franco-Rusa, la cobmia 
francesa residente en esta cainlal.dió un banquete iles- 
pués del cual pronunciáronse discursos. 



84 



LA IJA'STKACION DEL PACIFICO 




" Lecciones de Gramática Castellana." se titula un 
nuevo libro publicado por el señor Don José María 
Fuentes. 

« 

"El Inipérieuse." este buque de guerra inglés se 
encuentra fondeado en el puerto de San José. 



Han salido para el extranjero, los señores Hodgsdon. 
Lugo V Molina. 

© 

El señor General Don Salvador Toledo ha marchado 
para la campaña de Oriente. 



Ha sido recibido por el I'residenle de la Kc 
e! nuevo Ministro in- 
glés, Mr. George 
Francis Bert Jenner. 
O 

Por liaber dad o 
muerte á un superior, 
fué pasado por las ar- 
mas en la Penitencia- 
ría el soldado José 
Tanchez. 

« 

El público que acu- 
dií) á presenciar los 
exámenes en el Cole- 
gio de Agricultura, sa- 
lió muy satisfecho de 
los progresos de los 
alumnos. 

El escolar Remigio 
Petz pronunció un dis- 
curso en quitché y cas- 
telleno. 



]>Ul 



La autoridad ha lie- 
cho una recogida de 
vagos en el Parque 
Central. Ojalá se 
adoptara n siempre 
enérgicas medidas pa- 
ra castigar á los que se 
jiroponen vivir del 
trabajo ageno. 
« 

Muchas personas 
desearían que las re- 
tretas se dieran como 
antes en la plaza de 
la Concordia y del 
Teatro Colón, un día 
por semana. 

De algún tiempo á 
esta parte, varios co- 
merciantes han come- 
tido el descuido de de- 
jar las puertas de sus 
establecimientos mal cerrados por la noche. Feliz- 
mente los cacos no han sido sabedores de los tales 
descuidos. 

« 
Ha sido dado de alta como jefe en el Batallón Guar- 
dia de Honor, al señor Don Roque Morales. 

Los vecinos de la Iglesia de las Capuchinas han 
celebrado con gran solemnidad, la fiesta de Nuestra 
Señora del Pilar. 

9 
.Ante la aulorida»! civil contrageroe matrimonio el 
vSeñor Don Manuel Morales Herrera con la cüstin- 
guifla Señorita María Cruz. 

A. Macías DHL Rkal. 




LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 

REiZISTK BURSMTIL. 



Banco Internacional 

de Guatemala 

Americano 

Agrícola Hipotecario.. 

de Occidente 

Colombiano 



NO. DB 
ACCIONES 



l.ooo 

2,500 
1,000 
3,000 
15.000 
1.687 



CAPITAL 
POB. ACCIÓN 



$2,000 
1,000 
1,000 
4,000 
100 
l.OOO 



DESEMBOLSO 
POR ACCIÓN 



$1.400 

600 

600 

2,000 

100 

1,000 



ULTIMO 
DIVIDENDO 



$280 
100 

55 
140 
12 



PRECIO 
(NOMINAL) 



$3.900 

1,000 

800 

2,000 

150 

1.350 



Coiiipañía del Muelle de San José 

" Champerico.. 

de Agencias 

" la Nueva Industria 

" Ferrocarril Urbano 

Agencia Marítima Nacional 



6,000 
6,000 
5.000 
Í34 
400 
2,200 



100 
100 
1,000 
50 
100 



J 87 

33 
66 

],000 

50 

100 



fz.oo 
4.00 

7.92 

200 
0000 

12 



$ 150 

200 
55 
1.300 
48 
90 



VALORES DEL GOBIERNO 



Bonos de los tres millones 

Ueiida flotante 

Bonos del Ferrocarril del Norte.. 

Kxpo-iición ( 1 O) 

Kxposición ( 2?) 

.acatan 

Ueiida Externa 



$2,845,900 
1.307,300 
1 ,481,900 
1,500,000 

775,000 
^1,600,000 



$1 ,459. Soo 
949,400 



736,000 



211.800 
.¿"50.060 



ínteres 

MENSUAL 



1% 

1% 



SERVICIO 
MENSUAL 



$50,000 
25,000 



PRECIO 

(nominal) 



$ 60 

90 



1% 



.¿"1.250 



65 
65 
85 
30 



GIROS (.ESCASÍSIMOS) 



Londres 

París 

Hambiirgo 

Kspaña 

Milán y Genova.. 

Kl Salvador 

Nueva York 

San Francisco .... 

México 

Panamá 



198.00 
197-30 
191.00 
1 50 . 00 
185.00 I 

0.00 
206.00 
Z06.00 

38.00 

00.00 



SOi;9&9 eSTBA^S«JSRA9 



Perú. 

Peruv. Corp. 4% pref... 



ordinarios.... 
" " 6% Ira. hyp.. 

Nicaragua. 

Empréstito 6% 1886 

Salvador. 

Empréstito 6 '^^ 1S86 

Chile. 

Bons. Ivond4j4% 1885 

" 4jé% 1886 

'■ A%X 1889 

5% 1892 

Empréstito 5% 1896 

Colombia. 

Empréstito 43-4% 1873 



I1.50;¿^ 

3V& 
44.50 



72.50a 

79H 

83 

86,50 

88^í 

26,50% 



México. 

.Acc. Banco Nac. Mexicano.. 

'* Mexican Railway ord... 

" " priv. 8°^ 

6X 

Empréstito 6"-¿ 1888 

6% 1890 

iX 

Costa Rica. 

Bonos 1886 A 

" B 



Honduras. 

Emp. de los cani. de hieiTo„ 

1870 

■■ 1S69 



586;; 
19.25 
76,25 
33 

95.30% 
95.30 
23-50 



35?. 
»9 



5X 

5 

9.75 



XoTA. — Estas cotizaciones son el promedio de las habidas en la primera quincena de Octubre de 1S97. 



ilP" MAGIAS, Comisionista. lOa. Calle Oriente No. II, Escritorio de Ramón Morales. 
Apartado No. 151. Cable : " Amacias,'* ABC Code. 

GANGA! Se venden terrenos en la parte más sana de la capital. 

Informarán en la Redacción de LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO. 



J.A /LUSTKAC/ON DIÜ. PACiriCO 



Industria Nacional 



13 E 



Sígfuere, Guirola & Cía. 



JUEGOS DE LIBROS EN BLANCO 



Diario, Mayor y Caja, Aí $4.50 á $60 el juego. 

Libros de Planillas para Fincas, de diez dife- 
rentes tamaños y diseños. 

Libretos para Mozos, de $5 á $10 el ciento, 
según diseño. 

Libros de Actas, de todos tamaños y precios 
y en papel español. 

Libros para Vencimientos. 

Mayores Especiales para Hincas. 

Juegos de Contabilidad para las Escuelas de 
Comercio: Diario, Mayor y Caja, á $1.50 
el juego. 

Libros Rec-tarios para Farmacéuticos. 

Libros para órdenes de Fotógrafos. 

Cuadernos para Ingenieros Topógrafos. 



índices de diferentes tamaños y especiales para 

Registro y bolsillo. 
Cuadernos en Blanco para uso de las Escuelas. 
Letras de Cambio en Talonarios : Únicas y 

para i? 2^ y 3? 
Talonarios para Recibos, Envíos y Repastajes 

y en Blanco. 
Cartapacios finos y corrientes. 
Carteras para Cobradores y distribución de 

Billetes de Banco. 
Blocks de lino, en cuarto, con margen ó sin él 

á $1.25 cada uno. 
Papelería en Resmas, Rayados para Facturas, 

Actas, Cartas, Oficio, y Ministro de lino 

y algodón. 



RAYADOS 1 Se hacen á la orden // (t/ 

IMPRESIONES .... (justo del interesado. 
ENCUAI>ERN ACIONES . ) Talleres: 4a Are. Sur No. 1. 

Papelería de Síguere, Guirola & Cía. 



$15 ejemplar^^ 

Se vende un número liniitndo de ejem- 
plares del primer tomo de 

La Ilustración Guatemalteca 

elegantemente encuadernado. 

Papelería de Síguere. Guirola & Cía. 



Agentes de " La Ilustración del Pacifico" 

Ramón Giizináii (Jueza llena ugo 

(Peluquería de Londres) 

José Gallegos Antigua 

Licdo. Manuel .\. Nuñez Cobán 

Landelino González Livingslon 

.■\ntonio Font San José de Costa Rica 

José D. Corpeño San Salvador 

Antonio Tejeda A., Agente Visyante. 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



Emporio de luz 

El almacén más grande de la Capital 




APA^RA^DOSES QS COMSQQR 

Durante este mes realizamos á precios sumamente 
bajos toda la existencia de aparadores y demás 
muebles y en condiciones muy favorables para el 
pago. 



tzf^^ 



A PRECEO DE COSTO 

Vendemos el gran surtido de Artículos de Fanta- 
sía, Lámparas de Mesa y de Colgar, Arañas de 
Cristal y una infinidad de objetos propios para 
regalos. 

J. A. DOUGHERTY & CÍA. 

ga. Calle Oriente No. i, Guatemala. 



GRAMÁTICA MUSICAL DEL 

MAESTRO CANTILENA. 

Madrid, 2S de Huero de 1897. 
Sr. Don Leopoldo Cantilena, 

Muy Señor mió ; 

lie revisado su obrita titulada El primer paso musical, y tanto 
en la parte teórica como en la práctica, la encuentro muy á 
propósito para iniciar á los niños en el difícil arte de la música. 
En un estilo sencillo, al alcance de todas las inteligencias, se 
esplican razonadamente todas las dificultades del solfeo, de 
suerte que gradualmente llega á dominar el discípulo la teoría. 
Luego vienen los ejercicios á facilitar la entonación y la medida, 
llenando á mi juicio todas las condiciones de una obra elemen- 
tal. Reciba el Señor Cantilena mi sincero parabién por el 
acierto con que ha desempeñado su ardua misión didáctica, en 
sus Moa'or/fs />n'¿i//iif/a/rs i/c (immdficii Musicitl. y tenga por 
seguro que su obra será adoptada por todos los buenos profe- 
sores, en cuanto se hagan cargo del indisputable mérito que la 
avalora. 

Tales son mis impresiones y tengo una verdadera salisfación 
en consignarlo, aprovechando gustoso la ocasión para felicitarle 
de nuevo y ofrecerme de Ud. AfFnio. S. S. Q. B. S. M., 

José María Benaiges, 

Urbanista prirucru de la Real Cüpillu de S. M. en Mndríd. 



De venta en todas las principales Libreriíis v en los 
Repertorios de música de Don Axel C. F. Molm y de 
Don Juan Ülanco á ^2 el ejemplar. 

Se solicitan agentes con buenas referencias para todo los países 
donde £e habla el Español. 



LICEO GUATEMALTECO 

Ustablecimiento de Instracción Primaria, 

Secundaria, Agrícola, Comercial y 

Preparatoria para carreras 

especiales. 

DIRIGIDO POR 

Santiago de Guardiola 



12a Avenida Sur, No. 31 



Telefono No. 108 



ICnsefianza sólida y profundamciitf moral : 
local de moderna construcción, con salones y 
dormitorios amplios y bien ventilados ; alum- 
brado eléctrico ; baños, gimnasio, patios de 
recreo ; 'material de euseílauza completo y pro- 
fe.sores de reconocida competencia. 

Cla.ses especiales de Religión, Dibujo, Mii- 
sica. Gimnástica, Esgrima, Ejercicios militares, 
Inglés, Francés y I.atin. 

Se admiten alumnos internos, medio inter- 
nos V externos. 



A.-í ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



44 



Gran taller de fotog^rafía. 



Que cKenta con Jos mejores y más modernos elementos 
del Arfe, escof/idos e.r profesa mente por el propietario eu 
los Esfftdos ruidos de América y Europa, ofrece á su 
numerosa clientela los más acabados en 



de todos tamaños en papel, aristo, aristo platino, j^latiito 
tipo, etc.. etc. Tlantinaciones artísticas i/ capricltosas. 
listas de los mejores edificios de la República, ruinas. 
¡Kiisajes panorámicos, retratos de indios, etc., etc. 



Las Galerías del Establecimiento son lujosas y elegantes. 

9a. Calle Oriente No. 9, Teléfono No. 729. 

Alberto G. Valdeaveliano. 



Dr. Salvador Ortega 

DE LAS FACULTADES OE PARÍS Y GUATEMALA. 

Ofrece sus servicios al público, especialmente en lo 
que se refiere á enfermedades del oído, de la garganti, 
de la laringe y de las fosas nasales y sus anexos. 

Consulta todos los días de 1 á 4 p. m. 

Dirección: 1 1 Calle Oriente, No. 40. 



Literatura Nacional 



En la Librería de J. M. Lardizábal y Cía., 
y la Librería Centro-Americatia de Mejía & 
Heiiard, .se encuentran 

" Alma Enferma " y " El Tiempo Viejo." 

Memorias de mi Jiivenltid ■ — obras del Doctor 
don Ramón A. Salazar. 



Restaurant de la Reforma 

riíiza .?» de junl». — ("lUiitcniala. 

Luis Parinello, Propietario. 



El único establecimiento de primera clase en el 
"RouUvard ,^0 de Junio " — Patrocinado por toda la 
elegancia de Guatemala. 

Hslc Restaurant cuenta, para el entretenimiento de 
su gran clientela, con una galería de tiro al blanco, 
de 25 metros, para carabina y pi.stola ; tiro de paloma 
(con premio de media botella de champagne) ; juegos 
de zapos; juegos de tochas; un magnifico aparato 
para gimnacia ; y varios saloncitos privados para 
familias. 

Se .sirven á todas horas suculentos lunches ; y orde- 
n.-indolos con anticipación de diez á cien cubiertos, 
almuerzos, comidas y banquetes al gusto del más 
exigente. 

I,a cantina siempre está surtida de un selecto y 
variado surtiilo de vinos, cerve7.as, licores y conservas 
de las mejores marcas europeas. 

Rigen los mismos precios que en la Capital. 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



BANCO DE OCCIDENTE 

SUCURSAL EN GUATEMALA 

Capital pagado $1,650,000.00 

p-ondo para dividendos 280,000.00 

Fondo para eventualidades 60,998.50 

Reserva 700,000.00 

Capital total $2,690,998.50 

AQENCIAS: 

Retalhuleu E. Ascoli & Cía. 

San Felipe E. Weissenberg 

Mazatenango Gabriel E. Monzón 

Huehuetenango Manuel Pérez 

Hace toda clase de operaciones bancarias. Compra 
y expide giros sobre los Estados Unidos y Europa. 

.\bona por depósitos á 3 meses 5% anual 

^ 6 " 6 

DIRECCIÓN ; 

J. F. Ponciauo. Baltasar Estupinián. 

J. V. Aparicio, Gerente. 

BANCO DE GUATEMALA 

ESTABLECIDO ÍULÍO 15 DE 1895 

Capital Autorizado $10,000,000.00 

Capital Suscrito 2,500,000.00 

Capital Pagado 1,500,000.00 

Fondo de Reserva 990,000.00 

Fondo para Dividendos.,, 15,000.00 

DIRECCIÓN : 

ADOLFO SnilL, RRtNClSCO CtMACHO, ANTONIO CAKRERA, 
CARLOS GALLUSSER, Gerente. 

AGENTES : 

Quezaltenango Banco de Guatemala 

Antigua Julián López C. 

Cobán Ricardo Sapper 

Escuintla Herrera & Cía. 

Patulul Ricardo Muñoz 

Retalhuleu Guillermo García Salas 

Santa Lucia Hesse & Dahll 

iooal 

Capital Pagado $1,400,000.00 

Fondo de Reserva 1,380,000.00 

Fondo para Dividendos 192,717.80 

Fondo para Eventualidades 75.723-58 

Capital total $3,048,441.38 

El Banco abona por depósitos á 3 meses 5% anual 
6 " 6 " 

DIRECTORES: 

,1. SalariliQO Tinoco, Felipe Márquez, Carlos Novela Damerio 
C. B. PULLIN, Gerente. 



UNION FARMACÉUTICA 



Lanquetín y Argueta 

Productos Químicos, Drogas, Medicinas, 

Accesorios de Farmacia, 

Especialidades. 

Perfumería y Aguas Minerales. 

Pinturas, Barnices, etc. 



Representantes de varias casas de 
Europa y los Estados Unidos. 



Apartado No. 45 Teléfono No. 33 1 

GUATEMALA, C. A. 

Gran y Positiva Realización 

Conocido como es del público la superioridad de los 
artículos que tiene mi almacén, me creo relevado de 
encomiarlo y tengo el gusto de participar, que desde 
el Primero dh Septiembre, comenzará su Realiza- 
ción con el veinte por ciento bajo del costo. 

Recibo en pago toda clase de Valores Públicos y 
billetes de Bancos, y al que lo haga en moneda efec- 
tiva, descuento el diez por ciento. 

Feliciano Iglesias. 

HOTEL EUROPA^^^ 

COBAN, ALTA VERAPAZ. 

Eni'ique Schirmer, 

Proprietario. 

Se Vende "La Miniatura" 

Situada en la Avenida Elena, entre la 8a. y 9a. 
Calle Poniente, detras del Santuario de Guadalupe. 
Para informes y condiciones dirigirse á 

Siguere, Guirola & Cía, 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



Relojería y Joyería del Instituto 

9a Calle Oriente y 9a Ave. Sur, 

Esquina del Instituto Nacional, Quatemala, C. A. 



Relojes de LA MAISONNETTE garantizados 

Por su exactitud y solidez, de Oro, Plata, Acero y Nikel. 

Brillantes • Joyería de París • Anteojos. 

Composturas de todas clases baratas y garantizadas. 



¡ Baratísima ! Se vende^*^ 

La casa número 57, situada en la parte más alta y 
más saludable de la capital— 8» Calle Poniente.— 
Estilo moderno: cuarto de baño, artesa y regadera; 
inodoro y toda clase de comodidades. Tiene doce 
habitaciones ; los cielos rasos, inclusive corredores, 
son de madera machiembrada, y toda la casa está 
lujosamente pintada y tapizada. — .í.gua de Acatan. 

Condiciones y plazos de venta sumamente conve- 
nientes para familias de modesta fortuna. 

Informarán ■ • 

Siguere. Guirola & Cía. 



LA VARA. Se vende un lote 
de terreno de 6,900 varas cua- 
dradas situado en la esquina de 
la Calle del Incienso y la Ave. 
Elena ; continuación de la gran avenida del 
proyectado Barrio Cervantes, Precio y condi- 
ciones muy favorables. 

SieUERE, GUIROLA & CÍA. 



3oycrta y 2ícIojcría -->■ 

"LA PERLA" 

8a Ave. Sur y 9a Calle Oriente - Esquina frente al Gran Hotel 

GUATEMALA, c A 




Relojes Longinks y Waltham, aiieroidts 
ingleses, termómetros para médicos, brillantes 
de PRIMERA AGtTA, joyas de líltima novedad, 
anteojos para teatro, reguladores y desperta- 
dores de la Ansonia Clock Co. 



Composturas garantizadas. 



Souvenir Spoons - - - Native Jeweiry 
GERMÁN PORCHER. 



Í2 
"5 



u 
(/) 

■O 

c/> 

o 
*ü 

a> 



0000 
0000 
uid tóoj 



. o" 



«Q CO £ 

S o S ° f 

M « 01 ° a 



^' Llénense los espacios de este talón y remítase con la suma de suscripción á 

t ' "LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO" 

I , Siguere, Guirola & Cía., Editores, Guatemala, 

Les incluyo la suvimde #' /"ir suscripción á La ilustración 

■; i del Pacífico, /">'" mcscsimncipiandoootiel Núm 

« ii ■ ' 

Residencial del suscriptor 

Siiiiifiri 



EJ í>:t/í't piirilr /í/ircrsc fii hIJIrtrs dr flintqnicr liaiJCn.